:::  ESCUELA NORMAL DEL ESTADO DE CHIHUAHUA  


Un poco de história

RESEÑA HISTÓRICA
La necesidad de que el estado de Chihuahua contara con maestros debidamente preparados fue una idea que estuvo presente prácticamente desde los primeros años de vida independiente de nuestro país. Los esfuerzos de la sociedad y gobierno se concentraron durante muchas décadas en lograr el establecimiento de una Escuela Normal para Profesores en la capital del estado.
Inicialmente la Escuela Municipal para Varones, que funcionaba en el cruce de las actuales calles Independencia y Juárez, adquirió la denominación de Escuela Normal en el segundo nivel de estudios, de los tres que tenía, y lo dedicaba a la formación de maestros bajo el método de enseñanza mutua. La Escuela Normal Lacasteriana funciona durante pocos años y termina clausurándose en 1837. a partir de entonces siguieron seis décadas de intentos de una y otra administración estatal por crear dicha institución, pero ninguna dio los resultados esperados. La primer tentativa corresponde al general José Mariano Monterde Segura, quien dicta un acuerdo en 1843 por el que establece una cuota, seis municipios del estado, destinada al sostenimiento de la Escuela Normal a fundarse; sin embargo la intervención
Norteamericana obligó a las autoridades a destinar hombres, dinero y armas en la defensa del territorio.
Más tarde, a nivel nacional penetraron las ideas del positivismo europeo; mismas que son el antecedente para que en 1887 se inaugure la Escuela Normal de Profesores de la Ciudad de México y la Escuela Normal de Jalapa, Veracruz, en 1886. esta última se nutre de las ideas del pedagogo mexicano, de origen suizo, Enrique C. Rébsamen quien funge como primer rector.
En 1881 el gobernador Don Luis Terrazas insiste en la necesidad de establecer una Escuela Normal que satisficiera la formación de maestros tan requerida. No logra su cometido pero termina publicando el reglamento de Conferencias Pedagógicas que viene a motivar a los profesores para capacitarse y lograr un mejor desempeño de su labor. Con las facilidades otorgadas por el gobierno varias personas lograron titularse de los Cursos para Profesores de Instrucción Primaria entre los años 1883 a 1887.
En 1891 se establece una cátedra de pedagogía anexa al Instituto Científico y Literario, por disposición del gobernador Don Lauro Carrillo, quien trae al estado al profesor Enrique O. Laubscher, discípulo de Rébsamen, para encomendarle el mando educativo de la entidad. Un año después, en 1892, llega al poder ejecutivo estatal el Coronel Miguel Ahumada para retomar el proyecto de la creación de la Escuela Normal, pero el intento queda solo en el traslado de maestros de la Ciudad de México y de Jalapa, que acuden a Chihuahua a prestar sus servicios docentes. Así mismo, se otorgaron apoyos para que jóvenes chihuahuenses acudieran a la capital del país a prepararse como maestros y se establece la Academia Teórico-Practica de Profesores que constituyó una innovación a nivel nacional.
El paso decisivo para lograr el establecimiento de la Escuela Normal lo dio el gobernador interno, Don Enrique C. Creel, el 26 de enero de 1905 cuando somete a consideración del Consejo Superior de Instrucción Pública el proyecto de creación de la mencionada institución. Para el 24 de abril del mismo año se expide la Ley de Enseñanza Normal en la cual se establecía la creación de la Escuela Normal para Profesores anexa al Instituto Científico y Literario de Chihuahua.
Para que las disposiciones legales no quedaran en un intento más, el gobernador Creel autorizó el otorgamiento de becas para dos jóvenes por cada uno de los once distritos políticos en que se dividía el estado; Ofreciendo ropa, alimentación y habitación en la Escuela de Artes y Oficios.
El 15 de diciembre de 1905 comenzaron las inscripciones para los alumnos que tomarían el llamado “Curso de Enseñanza Normal” y para el 2 de enero surge la tan esperada Escuela Normal para Profesores de la Ciudad de Chihuahua con una matrícula de 12 estudiantes.
El primer programa de estudios comprendía una duración de la carrera de seis años en los que se combinaban actividades académicas, jornadas de observación a partir del tercer año y práctica docente en el sexto año en la que debían tomar un grupo escolar a su cargo, la dirección del plantel quedó a cargo del Dr. Miguel Márquez quien desempeñaba el puesto de director del Instituto Científico y Literario desde el 18 de agosto de 1893.
En 1907 fue incorporada la Escuela Oficial Número 136 y recibió el nombre de Escuela Modelo de Práctica Anexa a la Normal, misma que se ubicaba en la esquina de las actuales calles Allende y Vicente Guerrero del centro de la ciudad.
La Institución funcionó ininterrumpidamente durante el movimiento revolucionario de 1910 y solamente operaron algunos cambios en los programas d estudio y en las autoridades que la dirigían, pero continua anexa al Instituto Científico y Literario hasta abril de 1930 cuando el gobernador Francisco R. Almada decidió separarlas, pero el cambio opera únicamente en lo administrativo.
El 1º de septiembre de 1937 el gobernador Gustavo L. Talamantes acuerda el traslado de la Escuela Normal al local que hasta entonces ocupaba la primaria anexa (Actual Palacio de Justicia) contando con planta docente y autoridades propias, con lo que surge propiamente la Normal como institución independiente, teniendo como primer director al profesor Luis Urías Belderráin.
De 1948 a 1956 ocupaba la dirección de la escuela el profesor Antonio Quevedo Caro, quien insiste ante el gobernador Oscar Soto Maynes para que construya un local más funcional para la Escuela Normal. El edificio comienza a edificarse en la periferia de la ciudad, a un costado del campo de aviacion (hoy facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Chihuahua). La obra es inaugurada por el gobernador interino Jesús Lozoya Solís el 15 de enero de 1956 durante los festejos del cincuenta aniversario del plantel. En el marco de las conmemoraciones se lanza una convocatoria mediante la cual se elige el lema, escudo e himno que actualmente forman parte de la identidad normalista.
La matrícula estudiantil en los años siguientes continuo en aumento y las instalaciones pronto resultaron insuficientes. Alumnos y maestros aprovechan la visita del candidato a la presidencia de la república Luis Echeverría Álvarez y le hacen una invitación a la Escuela Normal con el propósito de plantearle la propuesta de contar con instalaciones acordes a las necesidades del momento. La petición fue aceptada, y ya como presidente, manda construir las instalaciones que ocupa la escuela actualmente. La inauguración ocurre el 24 de septiembre de 1973. la obra incluía la construcción de la Escuela Primaria Anexa que lleva el nombre de profesor Antonio Quevedo Caro.
A tres años de la inauguración del edificio ubicado en la calle Río Florido y Río Sacramento, del Fraccionamiento Junta de los Ríos, se da la muerte del profesor Luis Urías Belderráin un 1º de noviembre de 1975. Al profesor Urías se le habían reconocido las aportaciones más importantes de la época en el campo de la pedagogía; mismas que lo llevaron a diseñar una metodología propia para la enseñanza de la lecto-escritura y a ser uno de los pioneros de la educación preescolar en el estado.
En la primera reunión del personal de la Escuela Normal se plantea la propuesta para que la institución llevara el nombre del maestro Urías Belderráin, la cual es aceptada y a partir del mes de febrero de 1976 se le da la denominación de Escuela Normal del Estado “Profr. Luis Urías Belderráin”. A lo largo de los años, la institución normalista ha sido semillero de grandes maestros y maestras, cuya historia se reconoce en la nomenclatura de calles, nombres de escuelas e inscripciones de placas y monumentos históricos.
En el año 2006, durante los festejos del centenario, la ciudad de Chihuahua se vistió de fiesta por la conmemoración de un siglo de actividades ininterrumpidas en la formación de los maestros de México. Hubo diferentes actividades académicas, culturales y deportivas; así como la publicación de libros que dan cuenta de diferentes historias de la institución como la que aquí se cuenta. Así mismo, la LXI Legislatura del H. Congreso del Estado de Chihuahua tuvo a bien declarar a la Escuela Normal, por acuerdo tomado el 10 de noviembre de 2005, Institución Benemérita y Centenaria en mérito de sus aportes al desarrollo de la educación estatal con la formación de generaciones de docentes.
Profr. Jesús Trujillo

 

 ESCUELA NORMAL DEL ESTADO DE CHIHUAHUA